Receta para matar una relación

O de cómo la realidad supera la ficción.

Leyendo mi time line en twitter y el muro en facebook, me doy cuenta que el denominador común es el engaño y la traición de un amor, muy grande en ocasiones. Así que tomé algunas cosas que leí y las he vertido en este post.

Hay personas que son expertas en deshacer relaciones, especialmente aquellas en donde se les tienes en alta, muy alta estima.

Yo soy de los que piensa que las relaciones deben ser para siempre, aunque la vida una y otra vez me contradice sigo siendo optimista.

Por otra parte también he aprendido que cuando alguien se quiere ir de tu lado se va simplemente, no importa lo que se haga por retenerlo, por lo que también he aprendido a dejar ir.

En este modo optimista de ver las relaciones encontré en una persona todos los atributos para poder hacer la receta para matar una relación, que describo a continuación:

  1. Gana primero su confianza total y absoluta.

  2. Se obsesivo, no importa que no se tenga un motivo, se obsesivo.

  3. Cela todo lo que puedas aunque no tengas motivos.

  4. Hazte el engañado, maltratado e incomprendido.

  5. Deja que te cuente todo, que no guarde nada para si, que te demuestre su confianza. Pero no hagas lo mismo, calla.

  6. Cuéntale que es el amor de tu vida, el verdadero, el más grande. No importa que después descubra tu mentira ya estarás lejos.

  7. Dile que temes que te deje, que te cambie por otra persona, que te deje volando en el aire.

  8. Engaña, miente, se desleal, infiel, pero finge que quien hace eso es tu pareja.

  9. Cuando demuestre todo su amor por ti, entonces es tiempo de abandonar a esa persona, con cualquier pretexto y dejando una estela de mentiras, sin importar el tiempo que hayan estado juntos.

  10. Promete que serán amigos, aunque sepas bien que no tienes interés en hacerlo y te estás yendo para siempre.

Una vez cumplido los pasos anteriores, vete lejos, desaparece, no lo llames, no lo busques y si te busca a ti, sigue mintiendo y fíngete engañado o lastimado.

Con esta infalible receta no importa cuánto te amaron, todo se acabará en un tris dejando el peor de los recuerdos.

Obvio que esto nunca me ha sucedido… sino al amigo de un amigo…

blogroll

social