Propósitos y Plan de vida

¿Existe un plan de vida? En esta temporada de buenos deseos, brindis y propósitos para el siguiente año, no se nos ocurre hacer un plan de vida.

Imagino el escenario, son las 24 horas del 31 de diciembre, en cada campanada las tradicionales doce uvas se ingieren acompañadas de propósitos que en su mayoría son comunes a muchas personas;  dejar de fumar, bajar de peso, encontrar pareja.

En las últimas horas de diciembre se fuman ávidamente el "último" cigarrillo, al llegar enero los gimnasios aumentan su membrecías, las personas cuidan su apariencia con el propósito firme y decidido de esta vez sí, encontrar pareja.

Llega febrero y la mayoría ha abortado sus propósitos, los más decididos siguen en lo que se han propuesto y algunos de estos logran mantenerlos después que termina el mes.

Realmente pocos, muy pocos cumplen lo que se propusieron antes de que el nuevo año llegue a su fin.

¿Cuál es la causa de tanto intento fallido? Se puede decir que la falta de disciplina y constancia son de las principales causas, pero también a que no sabemos determinar claramente los objetivos que perseguimos.

Los objetivos en su forma más simple deben tener al menos tres cosas; ser específicos, medibles y dar un tiempo probable y posible para cumplirlos.

Tomemos como ejemplo "bajar de peso" que per se no es un objetivo, para que lo sea tendremos que decir por ejemplo; bajar 10 kilos, uno por mes, los diez primeros meses del año, esto es específico, medible y tiene un tiempo razonable y posible para cumplirse.

Ahora lo siguiente es qué queremos obtener al cumplir este propósito u objetivo? Es en este punto en dónde debemos enfocarnos en nuestro plan de vida. Un plan de vida es en breves palabras, en dónde nos queremos ver en los próximos 3 años por lo menos.

Si el sobrepeso y/o fumar demasiado son posibles causas de no encontrar pareja, entonces estos propósitos sirven para un fin mayor.

Es muy conveniente dividir nuestros propósitos en tres rubros, que dicho sea de paso es mejor que en doce, estos son; lo personal, lo familiar y lo laboral o escolar.

En cada rubro se pretenderá llegar cumplir los propósitos u objetivos en un periodo de al menos tres años, así al desear pocas cosas, bien equilibradas, se es más fácil conseguirlas.

Valga esta reflexión para aprovechar el último mes del año para elaborar nuestro propio plan de vida para los próximos tres años.

Nov/2011

blogroll

social