Piensa Libre

Finalmente, vi la película que recomendé hace unos días (Hackers 3).

Me pareció una excelente crítica al actual mercado del software que
existe a nivel mundial, que trata de monopolizar (y no solo hablo de
Microsoft) las grandes ideas y están dispuestas a hacer lo impensable
para lograrlo. Hay más de lo que se ve en esa peli, como por ejemplo
los guiños que se le hacen al software libre (los chicos en el garage
utilizan linux como sistema operativo, y uno de ellos molesta al
presidente de una empresa preguntando por qué no vuelve open source el
código de un programa), y me hizo razonar que, de una u otra forma,
pensamos lo que nos dicen que pensemos.

Por ejemplo, cuando los usuarios de un sistema operativo (hablemos de
Windows y de Mac) se acostumbran tanto a las "facilidades" que ofrece
dicho sistema, se vuelven ciegos selectivos a lo que otros ofrecen. De
alguna manera se vuelven fanáticos de un sistema operativo en
concreto, lo que ya es malo. Y dicen que otros sistemas son incapaces
de hacer tales o cuales cosas. Eso es bastante malo.

Hoy navegaba por un foro y veía algunas críticas de "entendidos"
(ingenieros titulados, en realidad, que a veces distan mucho de ser
entendidos de un tema) que criticaban a Linux en el ambiente de
usuario final. Claro que Linux ha sido muy difundido entre
desarrolladores, pero también ha evolucionado al punto de hacer sentir
a Microsoft y su Windows vulnerables a la masa voraz de la base de
desarrolladores y usuarios que comenzaron a utilizar el sistema como
herramienta diaria. Utilizaron técnicas de FUD (Fear, Uncertainty and
Doubt; miedo, incertidumbre y duda) para crear un ambiente propicio a
windows y contrario a linux. Esto, según recuerdo, viene siendo así
desde 1999, pero cobrando más fuerza en los documentos del Halloween,
donde Microsoft acepta que el software libre y opensource es creible y
las tácticas utilizadas no son suficientes para detenerlo. Y
justamente esta fortaleza es minimizada por los "entendidos" de los
que hablaba, dando como resultado software primariamente para Windows,
pero no compatible con Linux.

Me encantaría que los desarrolladores voltearan la mirada de una
manera seria, ética y responsable a Linux, FreeBSD y otros sistemas. A
pesar de ser un fanático de Linux, estoy demasiado en contacto con
otros sistemas operativos, al grado de conocer secretos íntimos y
delicados de ellos. Por ello es que me encantaría que las empress
tomaran en serio a los usuarios finales de Linux.

Quizá dentro de no mucho tiempo nos encontremos con grandes avances en
las interfaces de usuario, los desarrollos tecnológicos y tecnologías
de código abierto.

Pero es fundamental que los usuarios piensen de manera libre, no solo
ejecuten código libre. Esto porque necesitan saber que existen
opciones interesantes más allá de Windows y su carpeta Mis Documentos
(claro que es una carpeta, jamás ha sido un contenedor), su papelera
de reciclaje y su inestable núcleo que, por cierto, jamás podremos
tocar.

Traten con opciones. Si no Linux, otras, que las hay. Prueben,
desarrollen y aprendan.

Piensen libre.

blogroll

social