Mundo Real o Fantasía

Alguien a quien amo infinitamente y yo, hemos construido nuestra relación con base en princesas y caballeros que para nosotros son totalmente reales. Pensando en esta situación decidí escribir sobre el mundo real o el de fantasía, que dicho sea de paso no es un tema nueva, hay libros sobre el tema hasta películas, Matrix es la película de culto en donde nos muestra que el mundo que consideramos real, no lo es en verdad.

En el mundo de fantasía, visto así por ojos de adulto maduro e inteligente como marcan los cánones establecidos, hay princesas usualmente puras y virginales, con una gran necesidad de protección y abrigo, inútiles para las diarias labores, con la única finalidad en la vida de encontrar el amor real y verdadero en un caballero andante, que las proteja, que las admire por su belleza sin par, que estén a su servicio para toda la vida y cosas así por el estilo. Aunque en un segundo vistazo parece que quieren lo mismo en el mundo real.

Ahora toca el turno a los caballeros, gallardos, valientes, audaces, capaces de amar solo al pañuelo que les dio su princesa, el cual llevan en el pecho, cerca de su corazón, como muestra de su devoción, lealtad y fidelidad por su dama o su princesa.

Basta con que una dama o princesa esté en peligro, para que inmediatamente el caballero acuda a su auxilio sin importar el peligro, la distancia, el tiempo que le tomará, incluso que ir en auxilio de su dama implique perder la vida, eso jamás lo detendrá, así de sólido es el código de honor de los caballeros.

Ahora toca el turno del mundo real, para hablar de este consideré mejor poner un ejemplo, basado en una conversación telefónica:

Ella: ¡Hola amor!
Él: Hola.
Ella: ¿Cómo estás?
Él: Bien.
Ella: ¿Qué haces?
Él: Trabajando.
Ella: ¿Estás bien?
Él: Estoy bien (contestando con fastidio)
Ella: ¿Pensabas en mí?
Él: Si (ahora sin convencimiento)
Ella: ¿Por qué no me has llamado?
Él: Porque estoy trabajando, ya te dije
Ella: Ni siquiera un mensajito.
Él: Ya te dije que estoy ocupado (aburrido)
Ella: ¿Tan ocupado que ni para un mugre mensajito tienes tiempo?
Él: Te lo iba a mandar en este momento pero me ganaste (mintiendo)
Ella: ¿Me quieres?
Él: Si (pensando “no, otra vez”)
Ella: ¿Cuánto me quieres?
Él: Mucho, mucho (y cambia de táctica) aprovechando la llamada hazme un favor, enlázame con mi esposa, debo avisarle que regreso hasta el vuelo de las 9 pm, besos.
Ella: Besos amor, te amo (y hace el enlace)

Si leyeron con atención adivinaron la situación, Ella es la secretaria de Él.

Ahora la pregunta es: ¿Qué prefieren el mundo de fantasía que gobiernan princesas y caballeros o el mundo real gobernado por quién sabe quién?

Como siempre la mejor opinión es la de ustedes, por mi parte tengo mi propio mundo en el que he descubierto el amor verdadero, único, excelso y real, nada que ver con el ejemplo inmediato anterior y que me hace sentir pleno.

Nos leemos hasta la próxima.

blogroll

social