La doble moral de la moral o lo que es lo mismo…El mame del mame.

Esta vez quiero hablar de algo que es preocupante para este servidor, ya que en las últimas semanas hemos visto una oleada de indignados, de preocupados, de guardianes de la civilización a raíz de los hechos que aquejan al mundo.

Todos nos dejamos llevaren una oleada emotiva por la fotografía publicada del pequeño niño Sirio ahogado en las costas de Turquía, miles de “defensores de la niñez y la humanidad” salieron a dar de gritos feroces a través de sus “redes sociales” o sea desde allí ya empezamos con la doble moral de la moral o el mame del mame. Bueno continúo, en ningún momento me estoy burlando de la tragedia humanitaria que aqueja aquella región del mundo, ya que cualquier acto bélico en cualquier región del mundo es deplorable y quienes siempre terminan pagando las peores consecuencias son los civiles.

Bueno aclarando esto prosigamos con el mame del mame, toda esta OLEADA de gente posteo, público dio miles de RT´s , publicaba estatus donde hacía referencia a que se salvara a los migrantes Sirios y les den cabida en cualquier país del mundo, incluso hasta ofrecieron abrir sus casas a estas pobres almas dejadas a la voluntad de sus dios ya que al ser un país árabe, tienen otras creencias diferentes a las que se tienen en casi todo occidente; o sea goei, el mame del mame o la doble moral de la moral.

Pero olvidan o ignoran la crisis de seguridad y humanitaria por la cual está pasando este país, aquí solo lo nombran con que es un problema de seguridad, que un estado fallido, que es culpa del gobierno porque no hace su chamba, que los políticos corruptos están detrás del asunto del narcotráfico en nuestro país y puede ser cierto, pero donde están todas estas almas piadosas cuando un niño en la calle necesita refugio, alimento, protección, cuando un indígena se ve forzado a pedir limosna por falta de oportunidades, donde el campo esta al abandono casi total ya que los campesino no tienen ni siquiera los medios básicos para poder sustentar su propia alimentación. En esos casos hacen caso omiso, ignoran o se hacen “los que no ven” cuando están cómodamente sentados en su restaurante favorito de “polanquito” o “la condesa” o “la roma” frente a la pantalla de sus medios combativos revolucionarios de sillón o sea sus aparatos electrónicos, ya sea celular, Tablet o lap top; en ese momento cuando ven la foto del pequeño Aylan se estremecieron hasta las tripas sintiendo asco y repulsión por aquella trágica imagen.

Pero lo que no quieren ver es que a lo mejor a lado de ellos se acerca un niño, un indígena o cualquier persona “con tez humilde” como regularmente se les llama y de una manera despectiva y racista, los ignoran total y completamente, esa doble moral de la moral o el mame del mame es lo que los hace totalmente ilógicos, porque ha como no se van a ver “cool” si no postean la foto del pequeño Aylan en todas, TODAS sus redes sociales, pero ignoran la propia crisis de sus connacionales.

México se jacta de ser un país inclusivo y respetuoso de la humanidad, pero eso solamente queda en la letra o las palabras en los hechos vemos algo totalmente contrario, este país al que amo profundamente es un país racista y despectivo con aquellos que no entran en el molde cosmopolita del marketing, que si eres pobre, que si eres gordo o gorda, que si flaca, que si alto o chaparro, que si hablas algún dialecto, que si no vistes a la moda y un largo etc. Nos gusta el mame del mame, y nuestro deporte nacional es la doble moral de la moral ya que relegamos a cualquiera que es diferente a nosotros, ya sea por su condición socioeconómica, cultural, racial o por preferencias sexuales.

A mí me ha tocado estar en la categoría de los relegados y francamente es para cagarse de la risa cuando sucede ya que en una columna anterior hable de mi condición y la gente al saber o descubrir esto y ser algo totalmente ajeno a su estilo de vida relega y discrimina, pero bueno yo soy el tema aquí, sino el mame del mame.

Todos hemos visto en cualquier lugar “público” una leyenda que dice “Este establecimiento no discrimina ni por… blah blah y blah” Pues esa es la mayor falacia de todas, porque obvio me ha tocado observar en varios lugares gracias a mi trabajo, que llega cualquier persona distinta a la clientela tradicional de ese lugar e inmediatamente es observada, juzgada criticada y difícilmente se le da el servicio o como es muy común el cadenero del antro lo ignora rotundamente para negarle el acceso porque “afea” el lugar.

Ven como nos encanta la doble moral de la moral, mientras criticamos cosas que suceden en otros lugares del orbe, en este país se siguen llevando a cabo las mismas prácticas coloniales las cuales llevamos en el código genético o ¿lo van a negar? Una vez escuche la entrevista a una genetista (no recuerdo el nombre y me disculpo) donde decía que los mexicanos somos una raza totalmente nueva y si, somos total y completamente diferentes que lo que fuimos hace 500 años, pero a través de esos siglos lo único permanente es la condición supremacista y racista y discriminatoria que tuvieron nuestros conquistadores hacia los indios que habitaban esta zona del mundo a la hora de la conquista.

Porque obvio lo bonito y hermoso es mejor que lo que no es agradable a tu vista, pero donde queda esa doble moral de la moral o el mame del mame por ser un ciudadano civilizado y en armonía con tus connacionales, escuchen y escúchense al criticar y juzgar a sus compañeros de trabajo, de escuela, vecinos etc. Siempre hay un “pero” para alguien, pero ahhh si se acerca entra en acción el mame del mame y todos ponen su sonrisa más hipócrita y teatral con un sentido de complacencia que es hasta vomitivo.

Bueno el punto de esta columna es recalcar el mame del mame de todos aquellos activistas de sillón que se preocupan por el mundito que les manda información a través de una pantalla, pero que ignoran realmente el mundo que los rodea y no solo hablo por la crisis de los mexicanos, sino, hasta de los Sirios porque si vieran las cosas de manera real y cruenta no le harían al mame o mejor dicho no llevarían a cabo la doble moral de la moral.

Alfonso Casarrubias

blogroll

social