Inoportuna

En la vida pasamos por momentos de duda. A veces, la duda es por el "exceso de algo bueno": nuevas oportunidades aparecen en nuestro camino, y generalmente lo hacen acompañadas de un riesgo que puede parecer muy alto.
Dependiendo de nuestra tolerancia al riesgo (sí, eso existe), podremos tomar o no decisiones que nos darán buenos o malos resultados.
Por ejemplo, llega un punto en que queremos cambiar de trabajo por mejorar nuestro entorno de trabajo, o casi siempre, porque queremos un mayor beneficio económico. También puede pasarle a un estudiante universitario que su carrera no sea su sueño dorado, y descubra que sus habilidades en otras materias le atraigan más. Por supuesto, el costo de cambiar de empleo o de carrera puede ser muy alto, y hay que asegurarnos que valga la pena, pero... hasta en eso, nuestra capacidad de soñar es primordial, y a veces puede ser un lío porque tememos por un lado que el descubrimiento de nuevas oportunidades no valga el precio de sentir seguridad.
Jorge Drexler, uno de mis compositores favoritos, nos regala una reflexión, aparentemente desde una perspectiva de relaciones, pero yo lo aprecio más como el diálogo de un hombre que debe tomar una decisión sobre la oportunidad que se le presenta.
"Quien no lo sepa ya lo aprenderá de prisa: la vida no para, no espera, no avisa".
"Eran más bien los días de arriar las velas", o sea, de hacer un alto, "toda señal a mi alrededor decía 'cautela'. Tantos planes, tantos planes, vueltos espuma. Tú, por ejemplo, tan bienvenida, y tan inoportuna".
Del disco "12 segundos de oscuridad", un casi homenaje a la duda, se desprende tremendo tema del que hablo.
El audio, por Gruvsharc:

[Inoportuna by Jorge Drexler on Grooveshark](http://grooveshark.com/search/song?q=Jorge%20Drexler%20Inoportuna "Inoportuna by Jorge Drexler on Grooveshark")

Y el video, por llutuv:

¿Les ha pasado una inoportuna oportunidad? ¡Coméntenlo!

blogroll

social