Enemigo de muchos

Hoy, otro día cualquiera, me di un tiempo para navegar por la web, o lo que es lo mismo, andar de webon, y me encontré con que los usuarios están locos por las subastas en línea.

Un ejemplo son las memorias USB, que están de moda. No digo que la inmensa gran mayoría, pero si que muchos de los usuarios, han comprado sus memorias en sitios como eBay y Mercado Libre. Miré el precio de las memorias y se me hizo ridículo. He de comentar que tengo amigos que se dedican a esto del cómputo y, la verdad, no creo que sean memorias muy legales que digamos. Más bien creo que son robadas. Esto es porque conociendo el márgen mínimo de ganancia que se necesita para hacer funcionar un negocio, el márgen que se podrían llevar (a no ser que se trate de importadores, lo que se tornaría en un tema de competencia desleal), es realmente irrisorio: solo un par de pesos por operación.

A menos que sean proveedores directos, no se puede ofertar a los precios que uno encuentra en línea. Insisto en que si son proveedores directos, esos mismos proveedores están atentando contra la estabilidad de un mercado de por sí muy quemado, con serios problemas de credibilidad, y más aun, con cada vez menos público dispuesto a pagar precios justos para ambas partes.

También he encontrado que la piratería, en forma muy disfrazada, encontró un paraíso mercantil que muy pocas personas dejarían pasar. Los sitios de subastas han dejado la ética de lado... o más bien ven hacia otro lado mientras las cosas suceden.

Mercado libre... sí claro. Libre.

blogroll

social