En busca de la verdad

Mi serie favorita es The Apprentice, de Donald Trump. Punto.

Pero realmente hay una serie que me tiene como loquito, y realmente es muy buena. Prison Break (por favor, llámenme Aldo Burrows, aunque jamás dejaría a mis hijos por tonterías como las de él), es una serie trepidante, llena de emociones y que no ha dudado matar a sus principales personajes.

Esta serie (Prison Break, Fox Broadcasting, 2005-) trata de un ingeniero civil (estructural para los extranjeros) de nombre Michael Scofield, que logró colarse a la prisión de alta seguridad Fox River (que no la vea Caletri, por favor) para sacar a su hermano Lincon Burrows (Dominic Purcell) que fue inculpado de la muerte del hermano de la vicepresidenta de los Estados Unidos. Sin embargo, también averigua que su hermano ha sido víctima de una complicada trampa política y económica que persigue fines más allá de lo evidente (que loco, me sentí leon-o por un momento, jeje).

Yo ya he visto hasta el capítulo 18 de la segunda temporada, que no he visto que se transmita en México. Es un vicio. A los que tengan banda ancha y sepan como conseguir estas cosas, se los recomiendo. Estoy consiguiendo el capítulo 19, penúltimo de la temporada, y creo que muchas cosas van a quedar pendientes...

Por cierto ¡¡¡amo a Sara Tancredi!!! Maldito Scofield ¬¬

blogroll

social